martes, 15 de julio de 2008

Los ROSTROS NEGROS del ATLETISMO ESPAÑOL

(La nigeriana Josephine Onyia, la mejor española en los 100 metros con vallas con 12.50. Sustituyó en la selección ibérica a su compatriota, la nigeriano-española Gloria Alozie. La Puerta de Alacalá en Lagos?)


REINALDO CEDEÑO PINEDA


Cuando Mayté Martínez vino de atrás de manera impresionante en la carrera final de 800 metros planos (Campeonato Mundial de Osaka 2007) corrí con ella. Su esfuerzo fue extraclase, su tiempo un buen récord para su país, y su bronce de tinte dorado.

No importaba que no fuera cubana.

Es una pena que una lesión la haya eliminado de Beijing. Es una pena no verle el esfuerzo en el rostro, el pecho inflamado de voluntad, un corazón en cada pierna.

Recuerdo los Olímpicos de Barcelona 92, y al fondista Fermín Cacho. Del público alguien agitaba un enorme cartel: “Cacho de oro”. Y así fue, para poner a reventar el estadio Montjuic catalán, a toda España.

Recuerdo a “Paquillo”, con su elegancia y voluntad en la marcha.

Y aún a otros de ahora y de antes, a Pau Gasol o al polista Estiarte…

¡Genuino orgullo español… español!

Soy del Caribe, y eso −ya se sabe− es sinónimo de mixtura. En la melaza de la caña y el aroma del café copularon Iberia y África: unos mandados y otros mandando.

Vivo en Cuba. Y Cuba es más que un nombre, es un sentimiento. Convivo con la diversidad de manera natural y detesto cualquier discriminación: por origen, orientación sexual, por sexo, razas… cualquiera es despreciable.




(El ecuatoriano Jackson Quiñonez ostenta los récords nacionales de su país natal, 13.44 y de España, 13.33. El Pichincha en lugar del Teide?)

Detesto a los xenófobos. La xenofobia es un cáncer que corroe el alma. Admiro a las personas, a las sociedades que saben dar la mano.

La solidaridad es una condición humana pero no hay que extraviarse: en algunos sitios se aplica una "acogida selectiva"

El mundo de hoy −por suerte− vive interconectado; pero la condición de “aldea global” no puede suplantar ese otro pedazo “del globo” que nos marcó, en el que hallamos el primer beso; ese pedazo que nos acompaña a doquiera que partamos… Y la memoria anda ahí, como los riñones o los huesos; o al modo del Che: "lazos que no se pueden romper como los nombramientos".

Silvio Rodríguez lo canta: “La libertad nació sin dueño / y yo quién soy para colmarle cada sueño”. Lo he cantado con él; pero hay cosas que no pueden tocarse sin el temor de partirle las alas.



(El discóbolo cubano Frank Jennifer Casañas debe competir por España en Beijing. Ostenta un marca de 67,91 metros, de las mejores del año. Guanabacoa en Madrid?)

¿Sentirán los qataríes como suyo al keniata Stepehen Cherono, líder de los 3000 metros con obstáculos, que incluso se ha cambiado el nombre por el de Saif Saaaeed Shaheen? ¿Se sentirá qatarí el mismo, por encima de los mil dólares que le asignaron cada mes?

Nunca he podido ver como “españoles” a algunos atletas que compiten ahora mismo bajo esa denominación, y que no deben su formación a Iberia, aunque claro, cada uno tenga su propia historia (becas, amores, carencias...) y el derecho sobre su persona. Es algo inasible, profundo...

Me sentiría bien raro si un español, formado por especialistas en España, que haya competido por España… de pronto representara a Cuba en unos Juegos Panamericanos u Olímpicos. O que implantara “un récord cubano”. (Yo, por ejemplo, nunca hubiera podido rematar contra Cuba como vi en el juego Cuba-Italia del Gran Prix de voleibol)

Quizá sea controversial… Incluso me gustaría que algún aficionado me manifestara su sentir…

Ya sé que estoy lejos, pero soy sincero...

5 comentarios:

madrileño dijo...

perdoname, gran amigo, pero no comparto tu opinion. Ellos le agradecen al pais su formación, pero no le deben pertenencia eterna a nadie. El ser humano es libre por naturaleza. Podrá sonarte extraño, pero es absolutamente normal que la gente viva y trabaje donde quiera. la pregunta son las causas...

EL POLEMISTA (Reinaldo Cedeño Pineda) dijo...

Madrileño:

Te doy muchas gracias por leer el comentario y por darme tu opinión sincera y libre, como mismo dí la mía. La pluralidad de opiniones es salud. !!!ojalá la haya siempre!!!.

Al escribir, no enjuicié al que se va o se queda en su país. Hay múliples causas. Incluso leí lo de Casañas el discóbolo cubano, enamorado de una martillista gallega. El amor tiene fronteras? NO Y la libertad?... MUCHO MENOS. Ese no es el tema esencial, ni hablo de pertenencia eterna. Martí dijo que Patria es humanidad.

Admito claramente que cada quien tiene derecho sobre su persona. Negarlo sería caer en posiciones absurdas y fuera de toda cordura.

Sólo apuntaba la proliferación de rostros de otras naciones en el atletismo español. Puse además el ejemplo del keniano líder de los 3000 que incluso se cambió el nombre.

Escribía sobre todo tratando de ponerme en la posición de un hispano común.... Quisiera saber con sinceridad si se sienten representados los españoles por el ecuatoriano Quiñonez, el cubano Casañas y la nigeriana Onyia? O será que en la búsqueda de las medallas, no importa nada más???

He visto reportes de devolución de muchos inmigrantes. Claro, ellos no eran recordistas...

En las causas amigos habría que buscar de parte y parte. Por qué algunos países son tan pobres y otros tan ricos...?

Hay que tener memoria

Un saludo desde Santiago de Cuba. Ojalá siga usted comunicándose.

reinaldo

madrileño dijo...

gracias por permitirme opinar.

En todas partes se devuelven inmigrantes, no sólo en España. México, de donde salen anualmente cientos de miles de inmigrantes a USA, devuelve a los que le llegan por el sur, es decir, guatemaltecos. En todas partes cuecen habas. Los haitianos que ¿llegaban? a la Punta de Maisí, eran atendidos por médicos, se les daba comida y se les devolvía a Haití.

El problema es el de siempre: los cerebros no se trafican. Los dueños de los cerebros, que son las personas, deciden donde pueden poner en explotación mejor su cerebro, y allí van... si pueden. En aquellos sitios donde mejor se valoran los cerebros, ellos se quedan, no emigran.

Esto pasa incluso en España: los medicos y cientificos se van a Londres o EE UU, donde se les paga y atiende mejor. Eso no les convierte en mercenarios.

Mis saludos, escucho el piano desde aquí.

AFROespañol dijo...

Saludos mi hermano,
en relación a tu articulo y con mi tiempo africano habitual, creo entender claramente tu pregunta y espero expresar así de clara también mi respuesta.

:- "NO". los españoles en su mayoría no se sienten representados por éstos nuevos ciudadanos por su simple condición física, quiero decir, por una claro cuestión de RACISMO SOCIAL, CULTURAL E INSTITUCIONAL, que bien nada tiene que ver con la política general que mantiene el estado para con las minorías étnicas y sobre todo los ciudadanos llamados extranjeros, con especial agravio a los denominados "sin papeles", para los cuales tiene cárceles especiales donde son torturados y abusados hasta la saciedad antes de su repatriación.

Volviendo al tema en cuestión, la españa de hoy ha cambiado bastante y de hecho hay muchos atletas no blancos en este país, pero lo que españa necesita son medallas seguras y, ¿que otra manera existirá sino es con medallistas de otros países? Si te digo la verdad, yo mismo siendo AFROespañol no conocía a éstos atletas ni sus hazañas, pero conocía a todos los atletas blancos que mencionas. Ahora la verdad es que poco importa el sentimiento de los blancos españoles en éste asunto, ellos con su simple presencia dan abren puertas a las generaciones de AFROespañoles que viéndoles representando a su país, les permiten una mejor AUTOintegración.
como los AFROS tuvieron que llegar a cuba para convertirse en AFROcubanos y hoy ser la seña de identidad social, cultural, histórica y política de de CUBA, mientras se sigue luchando contra el racismo global, nacional y local.

Agradezco profundamente tu articulo.
un saludo desde Madrid.

Reinaldo Cedeño Pineda (EL POLEMISTA) dijo...

hola hola me intersaría saber quiehn eres y desde donde me escribes, pues podriamos intercambiar sobre esos temas que me interesaría mucho

Gracias de antemano
Reinaldo Cedeño desed Cuba